El Lamborghini Murciélago de Volkswagen que nunca vio la luz, así es el W12 Nardò

Javier López | 30 Enero 2018





volkswagen-w12-nardo-01

Muchos vehículos han quedado en el olvido, debido a su falta de éxito o a que simplemente no pasaron de ser un concept car. Dentro de este último grupo nos encontramos con el Volkswagen W12 Nardò, la interpretación que tuvo la firma germana sobre un superdeportivo. Desgraciadamente, su presencia fue breve y nunca piso la línea de producción de Volkswagen, algo que si hizo su primo hermano el Audi R8. Hoy analizaremos en más detalles las características de este peculiar vehículo.

Fue a principios del siglo XXI cuando Volkswagen decidió adentrarse en el fantástico mundo de los superdeportivos. Concretamente, fue en el Salón de Tokyo cuando el W12 Nardò hizo acto de presencia, dejando atónito a todo aquel que fue participe de su presentación. De esta forma nacía el Volkswagen más radical de la historia gracias a su atrevida y revolucionaria estética y a su imponente mecánica.

A nivel exterior, nos encontramos con un vehículo cuya concepción era similar a la del Lamborghini Murciélago, puesto que contaba con un poderoso motor en posición trasera y dos puertas que se abrían simulando a una tijera. Sin duda alguna, la firma germana creó un modelo radical a la par que inusual por aquel entonces, pero que generó una gran expectación entre el público. Al mismo tiempo, contaba con un frontal bajo y afilado, algo que no solo aportaba deportividad al W12 Nardò, sino también una gran aerodinámica.

volkswagen-w12-nardo-02

En lo que respecta a la mecánica, nos encontramos -como su nombre indica- con un poderoso W12 atmosférico de 6.0 litros, capaz de desarrollar la friolera de 600 CV. Esto permitía que el Nardò alcanzase los 100 Km/h en tan solo 3,5 segundos y una velocidad máxima de 320 Km/h, convirtiéndose en el Volkswagen más rápido de la historia si su producción se hubiera llevado a cabo. Con este vehículo, la firma germana pretendía convertirse en la pesadilla de los superdeportivos italiano, demostrando que también sabían como hacer coches de altos vuelos.

Tras la buena acogida que tuvo el W12 Nardò, Volkswagen se planteó llevarlo a las líneas de producción y crear una serie limitada del modelo, concretamente se había pensado fabricar 150 unidades hasta el año 2004, algo similar a lo que hizo el grupo con el Veyron. Sin embargo, cuando el proyecto estaba a punto de recibir la luz verde, el jefe de la compañía denegó la idea de hacer realidad al Nardo.

volkswagen-w12-nardo-03

La cancelación de la fabricación del W12 Nardò se debió a la fuerte evolución de Lamborghini y Bugatti dentro del grupo VAG, puesto que eran dos marcas con más posibilidades de conseguir un buen número de ventas con sus superdeportivos. Sin duda alguna, el modelo de Volkswagen fue todo un acierto y siempre permanecerá en nuestras memorias.



Highmotor en Instagram

Más sobre: Conceptos, Superdeportivos
Tags: W12-Nardo

Hay 0 comentarios



Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información