La ciudad hablará con los coches: Ford muestra en el CES soluciones de conectividad urbana para recuperar las calles

Guillermo Lopez | 11 Enero 2018





Transportation Mobility Cloud

Conectar a gran escala los diversos y muy distintos bits de información existentes en los complejos sistemas de transporte urbano es la aspiración de la plataforma de servicios que Ford está desarrollando para facilitar el flujo de información y realizar procesos básicos, como pueden ser métodos de pago, la verificación de identidad o respaldar todo el ecosistema. Ford ha presentado en el CES Transportation Mobility Cloud (TMC) la plataforma abierta para servicios de movilidad basada en la nube que está creado junto a sus socios en el proyecto Autónomic.

En TMC, los modos de transporte de las ciudades pueden funcionar juntos y de manera coordinada. Así, por ejemplo, en lugar de tener que dejar el coche aparcado en doble fila, una furgoneta de reparto podría reservar y pagar su estacionamiento y la propia plataforma, la ciudad, le indicaría a un próximo vehículo cuándo volvería a estar libre ese mismo espacio. Esto permitiría a los residentes y a las empresas tener la información y el acceso necesarios para poder programar más inteligentemente sus horarios, con el consiguiente ahorro que ello conlleva.

Para que el funcionamiento del sistema sea óptimo, es preciso que los distintos componentes del mismo puedan comunicarse entre sí y que, por así decirlo, "hablen el mismo idioma", y ahí es donde la tecnología incluida en un vehículo puede jugar un papel muy importante.

La conectividad C-V2X, ese complejo lenguaje que debería hablar un único idioma

Qualcomm-Ford collaboration

En colaboración con socios como Qualcomm, Ford está trabajando en el desarrollo de la conectividad del vehículo con las cosas (Connecttivity Vehicle to X o C-V2X), gracias a la cual diversas tecnologías y aplicaciones existentes en una ciudad (semáforos, señales, ciclistas, dispositivos peatonales y, claro está, los propios vehículos) pueden comunicarse entre sí y compartir la información. C-V2X permitirá a las ciudades del futuro compartir de forma rápida y segura comunicaciones y datos de movilidad con sus automóviles, evitando atascos en las calles y optimizando el uso del espacio destinado al aparcamiento, tanto en superficie como bajo ella, facilitando así los flujos de tráfico.

El proyecto C-V2X permitirá conectar vehículos y mobiliario urbano entre sí para mejorar el tráfico rodadoC-V2X posibilitaría que los vehículos que nos preceden en la circulación avisaran de forma automática al nuestro de la presencia de posibles peligros en la carretera evitando así que tuviéramos que hacer movimientos repentinos de volante para esquivarlos. Y también podrá hacer que, por ejemplo, los semáforos presentes en nuestro trayecto nos informen de los posibles colapsos de tráfico existentes en nuestra ruta urbana y nos faciliten la ruta más corta y rápida para realizarlos.

Tanto la plataforma abierta de servicios de movilidad como la participación en un sistema de comunicaciones sólido se harán realidad cuando los vehículos autónomos estén presentes en gran volumen en las calles de las ciudades y estos vayan cambiando la forma en la que personas y bienes se desplazan por ellas. Ford no está interesada en desarrollar vehículos autónomos para que estos operen como nodos aislados en un entorno de transporte masivo, dado que ello no generaría todo el potencial que la tecnología puede aportar.

Ford Partnerships

El desarrollo a través de la tecnología de un sistema optimizado de los modos de tránsito permitirá una importante mejora de los flujos de personas y bienes y devolverá a las calles de las ciudades importantes oportunidades de disfrutar de usos potencialmente más valiosos. La tecnología facilitará que los medios de transporte colectivo operen tan eficientemente que los ciudadanos confíen más en ellos, lo que sin duda reducirá el número de vehículos que circula por las calles, facilitando consecuentemente un mayor acceso a la movilidad y una mejora de los niveles de contaminación de la ciudad, con el beneficio que ello tiene en la salud de los ciudadanos.

Ford opina que las calles son espacio público al servicio de las personas, no de los cochesAdemás, cuando todos los elementos del tránsito estén conectados a ella, el funcionamiento de la plataforma abierta permitirá conocer y comprender mejor cómo "funcionan" y se usan nuestras calles, lo que, por ejemplo, permitirá determinar mejor los lugares más seguros para que los servicios de transporte paren a recoger y dejar pasajeros (y más aún cuando los vehículos que estos servicios utilizan flotas de vehículos completamente autónomos) o disponer en todo momento de mejores servicios de planificación de rutas, más rápidos y eficaces.

Ford comparte la visión de que las calles son componentes dominantes del espacio público que deben servir a la gente que vive, trabaja y se conecta en ellas y no a los automóviles, por ello el foco de la plataforma está puesto en las personas a las que se presta el servicio y no como sucede hasta ahora a los vehículos presentes en ellas. El rediseño de la movilidad para recuperar las calles, está en marcha.



Highmotor en Instagram

Más sobre: Tecnología
Tags: conectividad

Hay 0 comentarios



Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información